¿En qué consiste el alisado japonés?

       
       
La Técnica


    Para ser breves, es una técnica que permite remodelar el cabello actuando sobre su estructura interna, para fijarla posteriormente, dándole una forma lisa y definitiva. De ahí su otro nombre: alisado permanente.

    El alisado japonés es una técnica exquisita pero compleja como bien sabemos, no estamos hablando de un tinte que admitiría correcciones. Por lo tanto, el primer consejo que hemos de dar es que los productos requeridos son exclusivamente de uso profesional. Así que no está de más insistir en esta advertencia: "No intente hacerlo en casa".

    La técnica del alisado japonés permite darle a cabellos rizados, encrespados, ondulados o rebeldes un efecto liso. Este cambio no es solamente estético y temporal sino definitivo y permanente. Esto es así porque los productos utilizados para tal fin cambian la estructura del cabello.

    Esta técnica de alisado permanente, llamada también alisado iónico, es más conocida en nuestro país como "alisado japonés" porque se originó en Japón. Tras exportarse a Estados Unidos, se dio a conocer en el mundo entero como una pequeña revolución estética al comprobar el increíble cambio de look de algunas famosas con una sola sesión de peluquería. Al igual que otros fenómenos técnicos o tecnológicos, es normal que en sus inicios no estuviera al alcance de todos. Con el tiempo, esta técnica se popularizó en el sentido estricto de la palabra y hoy se puede razonablemente considerar que se encuentra al alcance de todos los bolsillos.

   
¿A que suena perfecto?


    Sin embargo, no siempre se puede hacer el alisado japonés.

No se recomienda su realización  en cabellos decolorados, cabellos con más del 30% de mechas o cabellos porosos

No se debe hacer nunca en cabello que ha sido tratado con un producto alcalino que contenga hidróxido de sodio

Tampoco se puede realizar cuando se han usado previamente productos que incorporen en su formulación hidróxido de litio o carbonato de guanidina

    Por lo tanto, compruebe la fórmula de los productos que ha usado previamente siempre que sea posible y, ante la duda, opte por la prudencia y espere a que le crezca el pelo, sin tratamientos, sin decoloraciones o coloraciones más claras que su color natural.


IMPORTANTE: En caso de duda, siempre deberá hacerse un diagnóstico
previo por parte de un profesional experimentado. El alisado japonés es una técnica
que requiere experiencia y, como tal, debe ser realizado
por un profesional titulado o bajo su supervisión.
Se desaconseja adquirir los productos y realizarlo en casa.

       
   
Antes de tomar la decisión de hacerse un alisado, tómese el tiempo de leer esta página en su totalidad, prestando especial atención al apartado de las contraindicaciones.
Su lectura sólo le llevará unos minutos que, sin duda, bien se merece su cabello.



Copyright © 2010. Derechos reservados. María GanRSS