Ejemplo de bucles teniendo un alisado japonés



¿Cuánto cuesta un alisado japonés?

    Ésta suele ser la primera pregunta que nos hacemos siempre y equivale a preguntar cuánto vale un anillo, por ejemplo. La contestación es: "Depende". En el caso del alisado japonés depende del largo, del volumen y del tipo de rizo. Todos los presupuestos son personalizados; facilite siempre la información más ajustada a la realidad.

¿Me puedo hacer un alisado japonés si llevo tinte?

    Los tintes más oscuros, del mismo tono o para cubrir canas no son una contraindicación. Es suficiente mencionarlos a la hora de pedir cita para tenerlos en cuenta durante el proceso. El proceso de alisado puede arrastrar un poco de tinte, sobre todo si son recientes.

    Los tintes más claros o las mechas californianas han de valorarse caso por caso e implican prudencia.

¿Me puedo hacer un alisado si me hecho una decoloración total?

    La principal contraindicación del alisado japonés es la decoloración, ése es nuestro mayor enemigo a la hora de plantearnos un alisado. Por lo tanto, la respuesta es no.

¿Me puedo hacer unos bucles después, si me he hecho un alisado?

    Sí, es posible, aunque desaparecerán al siguiente champú. La foto de arriba puede ser un buen ejemplo.

Cuánto dura un alisado japonés en el tiempo?

    El promedio es de 1 año, pero varía en función de cada persona.

¿Cuánto se tarda en hacer un alisado?

    Esta pregunta guarda una relación directa con la primera. Se puede tardar desde 3 horas y media hasta 6 horas en función de la cabellera de cada persona. Como referencia general, se suele tardar unas 4 horas. En María Gan, sólo nos importa el resultado.

¿Me puedo hacer el alisado permanente si padezco alguna patología dermatológica?

    Si padecemos eccema, dermatitis o psoriasis, ya sea crónica o en forma de brote, leamos el apartado que se refiere a las contraindicaciones.

¿Se pueden hacer un alisado las niñas o las adolescentes?

    Alguna madre puede estar leyendo estas lineas e interesarse por el alisado japonés, pero no para ella, sino para su hija.  Esto nos lleva directamente a preguntarnos acerca de la edad mínima requerida para someterse a dicho tratamiento. No existe regla alguna, como se puede suponer, pero no expondremos a los productos de alisado a una niña de 8 años, por poner un ejemplo. Se puede hacer un alisado japonés a niñas adolescentes de 14 o 15 años, siempre teniendo en cuenta su desarrollo físico personal. Como madre, tendremos que considerar de manera imparcial su estatura, su peso etc. dado que hay niñas muy desarrolladas para su edad y otras no. Tomaremos, pues, la decisión en base a dichos parámetros.

    Si se considera que se dan las circunstancias de desarrollo suficientes, al tratarse de adolescentes, hemos de tener en cuenta otros consideraciones. No está de más preguntarle a nuestra hija si puede permanecer quieta y sin moverse durante un tiempo determinado que puede ser largo en general... y eterno para ella. La absoluta dependencia de los móviles en particular dificultará la tarea. Moverse en exceso durante la fase de fijación puede entorpecer su realización adecuada.

¿Me puedo hacer el alisado japonés si estoy o pienso estar embarazada?

    Las marcas no suelen proporcionar indicación alguna en cuanto a las precauciones que se deben tomar en caso de embarazo. Aquí, una vez más, deberemos apelar a nuestro sentido común ante la falta de información. Siempre será mejor esperar la confirmación del embarazo o el parto (aunque esto último no será definitivo si luego viene un periodo de lactancia). A partir del sexto mes de embarazo, consideraremos que está exento de riesgo. No obstante, debe siempre consultar a su ginecólogo que, habitualmente y con muy buen criterio, aconseja no hacerlo.

¿Mis puntas van a resultar dañadas?

    Las puntas, salvo corte reciente, pueden reaccionar de forma distinta al resto de la fibra si ya están secas, dañadas o abiertas.  Pero, realmente, no son un problema. Lo único que tenemos que saber es que  el estado inicial de las puntas hace más que probable que resulten dañadas en el proceso y que se pierdan. Esto afeará o deslucirá el resultado final. En cualquier caso, la parte dañada se pone en evidencia al finalizar el proceso, se eriza y resulta tan evidente que permite un corte casi quirúrgico, evitando así cortar más de lo necesario.

¿Me puedo hacer el alisado si tengo el pelo dañado?

    Si apreciamos que el pelo está demasiado castigado, es recomendable  hacer  una buena hidratación profunda durante un par de semanas o tres. Esta situación es frecuente dado que quién desear hacerse el alisado japonés suele tener un pelo rebelde y fosco y sólo consigue dominarlo con la plancha. La plancha, por desgracia, puede contribuir a incrementar dicho daño.

¿Cuánto tiempo he de estar sin poder lavarme el pelo después?

    Lo ideal son 3 o 4 días. Tampoco se puede atar ni mojar durante ese espacio de tiempo posterior a la realización.

¿Tengo que pedir cita previa?

    Sí, siempre. El alisado no se improvisa. No se trata de atender a la persona que desea hacerlo a salto de mata con un "Pues siéntese". El alisado requiere toda un información previa y un espacio de tiempo predeterminado, sin interrupciones, sin improvisaciones, en fin, una planificación.




Si tiene más dudas o alguna pregunta totalmente específica, llámenos al 91 542 78 00. Gracias por su confianza.

Copyright © 2010. Derechos reservados. María GanRSS